FLORES


Todas aquellas flores crecían tan salvajes, libres y bonitas como siglos atrás.

En Florilandia, sin embargo, hacía ya algún tiempo donde no solamente no se valoraban aquellas flores, sino que además, se empezaban a ver cada vez con peores ojos.

Florilandia pensaba, hablaba, escuchaba y obraba para conseguir la más bella flor del mundo. Se pretendía desde allí imponer su paradigma a otros lugares del compartido mundo.

Eligieron una de las más bellas flores consideradas en aquel paraje y empezaron a examinarla de arriba a abajo y de abajo a arriba.

Enseguida llegó la sentencia de los autoproclamados expertos. Consideraron, sin ningún lugar a dudas, su modificación y retoque para hacer de ella una flor espectacular: acentuando su color para que fuera más llamativa; cortando un pétalo por aquí, alargando otro por allá; desodorizando aquí, perfumando allá… Definitivamente, aquellas flores sólo necesitaban que las estilizasen manos expertas para hacerlas más esbeltas, más atractivas. En definitiva más valiosas.

Así mismo fue que las floristas obedecieron, sin pestañear, este nuevo proceder. Desde abajo hasta arriba cortaban, añadían, quitaban y ponían, según modas y tendencias, sus bellas flores. En menos de una década eran tan raras como escasas las flores sin transformar. El empalago de color, volumen, perfume llegó a tal punto que se empezó a evaluar, si acaso tanto estruendo de intensidad no era superficial, vulgar y banal.

Y así, entre tendencias y contradicciones, las floristas no sabían si al final su flor resultaría  artificial, como una flor de plástico o trivial por no enfatizar su belleza.
Ante el caos surgió una gran revelación: la flor tenía que ser esbelta, bella y llamativa. Así tenía que ser, pero si para ello necesitaba intervención,...que no se notase.

Y de nuevo los expertos se pusieron manos a la obra para llegar a una flor, que, sumando aquí y restando allá, tenía curiosamente gran parecido a aquellas flores que crecían tan salvajes, libres y bonitas siglos atrás.



Autora: Raquel Valdazo. Psicóloga ámbito clínico. Colegiada M-22413. Email: rvaldazo@cop.es; Tfno.: 633311168.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus comentarios, sugerencias,...